loader image

Centro Amanecer Chile

+56 9 6389 2210

Paulina Rodríguez

Nuestros Profesionales

Conozcámonos

Nuestras Redes Sociales

Nuestro Blog

Agenda tu hora

Karina Martínez

Nuestros Profesionales

Conozcámonos

Nuestras Redes Sociales

Nuestro Blog

Agenda tu hora

¿Por qué será que las mujeres nos encontramos, según las estadísticas, más propensas a padecer algún trastorno de salud mental?

La OMS en el estudio “Depresión y otros desórdenes mentales comunes” presentado en el 2017 (Leer Documento) , señala que en Chile 844.253 personas mayores de 15 años sufren depresión y otras 1.100.584 padecen ansiedad. Mostrando una clara brecha diferenciada por género, en donde un 8.5% de hombres que padecería alguna enfermedad de salud mental como las señaladas y las mujeres un 25.7%, ¿Por qué estas diferencias?
¿Por qué será que las mujeres nos encontramos, según las estadísticas, más propensas a padecer algún trastorno de salud mental?

Si bien existen una multiplicidad de factores, entre ellos aquellos ligados a lo biológico, relacionado con las hormonas y las etapas de la vida en la cual nos encontramos (embarazo, días de ovulación, menopausia…), hay uno importante de destacar, el cual influye no sólo en la salud mental de las mujeres, sino que también en la de la población infantil y en el desarrollo del propio país y se refiere a la multiplicidad de roles que una mujer puede llegar a ejercer en una misma etapa de su vida, y muchas veces esto sucede porque nos enseñaron a vivir para y por el otro, nos convertimos en expertas en leer emocionalmente al otro, lo cual no es malo, al contrario, pero en el camino nos olvidamos de nosotras, pues por leer al otro dejamos de leernos e interpretarnos a nosotras mismas.

Dime algo, ¿Cuántas veces a la semana haces algo que te gusta y que sea pensado sólo para ti?, ¿Sabes que es lo que te gusta actualmente a ti, como mujer? Si no has podido responder estas preguntas, o tu primera respuesta tuvo relación con tus hij@s, tu espos@ o a tus padres, entonces, a ti te hablo.


Cuando nos dejamos de lado tristemente nos vamos olvidando, tal como sucede en la película Intensamente (Pixar, 2015) con el personaje Bing Bong, vamos desapareciendo y eso afecta directamente en nuestra alegría, nuestro disfrute y nuestra calidad de vida. Sabemos que nuestra familia y nuestro entorno es importante, pero olvidamos terriblemente esa frase que solemos repetir y repetir pero nunca nos detenemos a ver el real sentido de aquella, y es que “si yo no estoy bien, mi familia tampoco lo está”, si nosotras no estamos bien, los que nos rodean tampoco lo estarán, porque una enfermedad de salud mental no solo deteriora nuestra vida, sino también la de las personas que más frecuentamos.
Por lo mismo, tú mujer que me estás leyendo, el llamado es a ser responsables con nuestra salud mental, con nuestra felicidad y nuestro propio desarrollo, mírate, encuéntrate y amate.

La salud mental en la maternidad

La salud mental maternal importa.

“Hace falta un pueblo entero para criar un niño”, reza un proverbio africano.
La maternidad implica un importante proceso de cambio en la vida de la mujer, que no sólo se limita a lo físico; conlleva una modificación en las rutinas, en el foco de preocupaciones, cambios en las prioridades e incluso en la propia conducta. Esto afecta no sólo siendo madre primeriza, sino que cada vez que se recibe un nuevo bebé.
Aparte de las bendiciones y buenos deseos que llegan asociados al nuevo miembro de la familia, hacen aparición algunos factores que pueden amenazar el bienestar emocional de la madre. Entre ellos, uno de los peores enemigos es el sentimiento de culpa. Éste se genera porque en nuestra sociedad actual las nuevas configuraciones familiares no son congruentes con el paradigma utilizado para juzgar el rol de la mujer en la crianza de los hijos. Bajo este parámetro, aún mantenemos arraigado el estereotipo femenino donde se responsabiliza sólo a la madre de la mayoría de las actividades asociadas al cuidado de los niños, manteniendo la figura del padre mayoritariamente como proveedor. Esto conlleva a que muchas mujeres sientan que el esfuerzo que realizan para estar presentes y cumplir de buena forma su papel nunca es suficiente, dando paso a inseguridades y pensamientos negativos de sí misma.
Cada año, el primer miércoles de mayo se conmemora el día Internacional de la salud mental materna, acto que tiene como objetivo poner el énfasis en la importancia del tema, así como promover acciones que a nivel gubernamental sean sumadas en esta cruzada. Es necesario que la sociedad comprenda que para establecer lazos de apego y vínculos sanos, es imprescindible que la madre esté bien, que se sienta bien consigo misma y a la vez tenga un autoconcepto positivo. Esto se verá favorecido en la medida que el cuidado de los niños se vea como una tarea en conjunto, donde se visualice un rol más activo del padre, así como también la solidaridad de la familia extensa, los amigos, educadores y, en fin, las tribus que conforman la red social de los padres. Es importante solidarizar más.

Pamela Castillo
Psicóloga, Asesora de Lactancia.